Blog

Cómo seguir este blog… y otros tantos

Publicado por Enrique en Organización con 0 comentarios

Quería dedicar unas primeras entradas en este blog a tratar algunos aspectos de organización de la información. No importa a qué te dediques; si en tu trabajo necesitas recurrir continuamente a distintas fuentes de información para estar al tanto de las novedades en tu sector, seguro que en algún momento has sentido la necesidad de organizar todas las páginas webs que visitas semanalmente, y de encontrar algún modo de seguir el mismo orden de lectura para no dejar fuera ninguna información importante. Si eres profesor, seguro que visitas con frecuencia la página de tu colegio, el BOE, y cada vez más los blogs educativos de referencia, que nos mantienen informados y que tantas ideas nos dan. En efecto, hay un modo de organizar todas nuestras lecturas y se llama RSS.

Si conoces este formato para compartir contenidos en la web, probablemente no le saques mucho jugo a esta entrada (te invito a leerla igualmente). Si en cambio RSS no te suena de nada, quédate, porque debo suponer que hasta ahora, para visitar cualquier de estas páginas, introduces la dirección de Internet en el navegador, esperas a que cargue la web, buscas las noticias que te interesan y empiezas a leer. Bien, olvida esta forma de leer contenidos en Internet, porque es hora de que empieces a utilizar las suscripciones RSS. Exactamente igual que el correo electrónico y con un servicio en Internet o programa diseñado para ello, las nuevas publicaciones en todos los blogs a los que nos suscribimos llegan a una bandeja de entrada que podemos revisar, clasificar, leer y compartir cómodamente.

Para suscribirte a un blog con este sistema, primero debes comprobar que el blog ofrece el servicio de sindicación RSS. A modo de introducción, resumo en 5 ideas cómo empezar a reunir y difundir tus lecturas de blogs, temas que trataré por separado en próximas entradas:

1. Buscar el feed RSS (así se llama) en la página principal del blog. A partir de ahora, cuando descrubras un nuevo blog que te interese seguir, ya no tendrás que guardar el enlace de la página en “Favoritos” para visitar la web en otro momento. De hecho, no tendrás que volver a visitarla. El primer paso será buscar el enlace al feed RSS, que suele aparecer con el texto y/o icono RSS. Basta con hacer clic sobre él para proceder a la suscripción. En este blog aparece en la zona superior de la página.

2. Elige un lector de feeds RSS. Para reunir todos los blogs en el mismo sitio, necesitarás un programa o servicio lector de blogs. Aunque existen programas diseñados para ello que se pueden instalar en nuestro ordenador (incluso los navegadores web cuentan con esta funcionalidad), lo más práctico será buscar un buen servicio web que funcione como lector de feeds. Personalmente, y para los que empiezan, recomiendo Google Reader. Es muy probable que ya dispongas de una cuenta de correo electrónico en GMail. Si es así, el proceso para empezar a llenar tu lector de blogs es realmente sencillo. Accede a la dirección: www.google.es/reader e inicia sesión con tu cuenta de GMail.

3. Organiza tus lecturas. Recuerda que podrás leer todos los blogs en la misma página web. No necesitas acceder a la web que publica los contenidos, sino que estos llegan a un sistema de bandeja de entrada. Cuándo y cómo procesar esa bandeja de entrada es una cuestión que merece una entrada completa, aunque adelanto que hay publicadas varias propuestas interesantes en cualquiera de los blogs sobre organización personal. Si sólo son tres o cuatro las páginas que visitas, probablemente el uso de RSS no tiene mucho sentido. Sin embargo, puedo asegurar que con el tiempo verás crecer el número de fuentes de información, y utilizar los “Favoritos” de tu navegador web ya no será una solución práctica.

4. Opina y comparte lo que lees. Seguro que tienes algo que decir acerca de lo que acabas de leer. Lo más habitual es dejar un comentario en la web original del autor, opinando sobre su publicación. Una parte importante de los contenidos de un blog son los comentarios que dejan los lectores, y que el propio autor del blog va leyendo y respondiendo. Pero si de momento escribir no es lo tuyo, al menos debes saber que tienes la posibilidad de compartir de vez en cuando lo que te ha interesado (o lo que no). Prácticamente todos los lectores de blogs cuentan con la función de compartir las entradas que leemos. Si tienes cuenta en Facebook, Twitter u otras redes sociales, seguramente podrás hacer llegar a otros usuarios los artículos que lees con un sólo clic.

5. (Querer) disponer de unos minutos al día o a la semana para revisar las novedades en los blogs que sigues. La lectura de blogs mediante un lector de feeds es realmente cómoda: de un vistazo puedes leer los titulares, marcar lo que crees que puede interesarte y finalmente leer los contenidos. Estoy seguro de que dispones al menos de 1 hora a la semana para revisar tu bandeja de entrada de blogs, leer algunos de ellos y dejar algún comentario. Es así como irás entrando poco a poco en la comunidad de blogs; y quién sabe si en unos meses estarás empenzando a escribir el tuyo.

De momento, ya sabes: busca el enlace RSS de este blog, suscríbete con tu lector de feeds, lee, opina y comparte!

También puedes estar al tanto de las novedades mediante la suscripción por e-mail.

Imagen: rss_header de Chesi – Fotos CC

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*