Blog

7 formas de desconexión digital

Publicado por Enrique en Mis favoritos, Organización con 3 comentarios

Twitter, Facebook, Tuenti, Foursquare, recientemente Google Plus…y quién sabe si otra nueva red social. Súmale diarios digitales, blogs de distintas temáticas o la navegación sin rumbo fijo en internet. Por supuesto el teléfono móvil, videojuegos, series o programas en Internet y TV. Además: correo electrónico, agenda y gestión de tareas online, chats, videoconferencias, SMS, WhatsApp, .. ¿Has pensado alguna vez cuánto tiempo dedicas diariamente a todas estas actividades? Probablemente recibes notificaciones de todas ellas en el móvil, con lo que supone cada una de esas interrupciones. Hay que saber desconectar de vez en cuando; un buen hábito que no siempre es fácil aprender.

Personalmente, excepto las consolas (a las que no juego; tuve una primera y última consola) y recientemente la TV (que no enciendo en casa desde hace bastante tiempo), reconozco que dedico semanalmente bastante tiempo a la lectura de blogs y a la participación en redes sociales. De modo que, más que una lista de consejos (quién soy yo para darlos), lo que viene a continuación pretende ser una otra lista de propósitos que merece la pena intentar cumplir.

Desconectar del mundo digital no sólo es esperar a las vacaciones del año para apagar móvil y ordenador durante unos días. También podemos practicar la desconexión digital en otros momentos de la semana.

1. Durante 15 minutos. Por ejemplo, cuando coincides con alguien e inicias una breve conversación. Resulta muy molesto (y de muy mala educación) hablar con alguien que ni siquiera nos mira a los ojos, porque los tiene ocupados mirando la pantalla de su teléfono móvil, contestando alguno de sus mensajes o haciendo algún comentario «de urgencia» en alguna de sus redes sociales. Durante esos minutos: guarda tu móvil y escucha atentamente lo que te están diciendo.

2. Durante 1 hora. Una cena o encuentro con tu familia, compañeros o amigos. Si has planificado un espacio de tiempo para compartirlo con ellos, haz eso mismo, sólo eso. Centra toda tu atención en la gente que te rodea y aprovecha el momento al cien por cien. No es difícil, durante esa hora apaga tu móvil

3. Toda una tarde. Es muy posible que durante tu jornada laboral trabajes con un ordenador conectado a Internet. Si es así, disfruta de una tarde sin aparatos electrónicos de por medio. Y si la informática no forma parte de tu trabajo, mejor todavía: habrás conseguido un día completo de desconexión digital. Durante esa tarde: sencillamente dedica el tiempo a otra actividad; sal a dar un paseo con tus amigos o familia, haz deporte o lee un buen libro (el ebook es la excepción en esta lista).

4. Durante 24 horas. Un día entero de desconexión es una buena forma de hacer ayuno de noticias, de conversaciones en redes sociales y llamadas telefónicas. Si se trata de un día libre en tu trabajo, aprovéchalo con alguna actividad que te ocupe todo el día, preferiblemente fuera de casa y que te aleje de cualquier tentación digital. No te quedes frente al TV toda la mañana, ni toda la tarde con el mando de la consola en las manos. Durante ese día, si decides no salir, aprende a cocinar un nuevo plato o arregla algo en casa. Si necesitas aire fresco, aprovecha para ir de compras, sin prisas, o para hacer esa visita o excursión para la que nunca tienes tiempo.

5. Todo un fin de semana. Cualquier sábado y domingo del año, entre semana y semana de trabajo. A qué actividad dediques esos dos días, ya es algo personal, pero asegúrate de que no tenga absolutamente nada que ver con teclados, ratones, mandos o pantallas táctiles. Esta regla es suficiente para alejarte de cualquier actividad relacionada con internet. El viernes por la tarde cierra tu ordenador portátil y no lo vuelvas a abrir hasta el lunes, desenchufa la TV y guarda la consola. Ya has tenido tiempo entre semana.

6. Durante unos días de vacaciones. Disponer de una semana de vacaciones, es una gran oportunidad para hacer una buena desconexión digital. Para ese puente (o acueducto) planifica un buen viaje. Con una estancia fuera se abandonan ya todas las distracciones digitales que pueda haber en casa. Prohibido meter el portátil en la maleta. Suponemos que el móvil sí, de modo que el día antes de salir de viaje, desactiva todas las notificaciones de internet de tu móvil…o el acceso a internet directamente. Si debes quedarte en casa durante tus días libres, será una buena idea poner en práctica cualquiera de las ideas anteriores.

7. Durante unas vacaciones prolongadas. ¿Tienes dos semanas seguidas de vacaciones? ¿tres? ¿un mes o más? Si tienes la suerte de disponer de todo ese tiempo libre, simplemente no hay excusas para no desconectar.

Y como no se trata de convencer sino de dar ejemplo, en breve anuncio mi desconexión digital (punto 7).

Finalmente os dejo con este fantástico anuncio: «Disconnect to Connect» (desconecta para conectar).

Foto | Walking the dog de Ben Coulson

3 Comments

  1. Pingback: Volvemos en septiembre | Enrique Benimeli - Blog sobre Educación y TIC

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Pingback: Desconexión de verano | Esfera TIC

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*