Blog

Un pingüino en el aula (y en casa)

Publicado por Enrique en Actualidad, Informática con 1 comentario

Apostaría que estás leyendo esta entrada con un navegador web instalado en Windows. ¿Me equivoco? Si es así, sigue leyendo. En caso contrario, quizá ya sabes de que te voy a hablar. Quédate también.

Echando un vistazo a los últimos datos sobre cuota de mercado de los distintos sistemas operativos (marzo de 2011), es muy poco probable que estés accediendo a esta página con un ordenador con Linux. Este sistema operativo se lleva 0,96 % del total, frente al 5,25% de Mac y el 89,58% de MS Windows. Y el hecho de que se utilice más, no quiere decir que sea mejor. Muchos usuarios se empeñan en utilizar el producto de siempre porque es «el de toda la vida». Que no se lo cambien. ¿Y por qué no? ¿Recordáis aquel anuncio que terminaba con la frase «Busque, compare y se encuentra algo mejor, compre»? En el mundo de los sistema operativos, si uno busca y compara, siempre encuentra algo mejor. Y en general suele ser Linux, que además es gratis. Y de todas las opciones Linux, la que quiero recomendar en esta ocasión es Ubuntu.

Natty Narwhal (Narval Elegante) es la nueva versión de Ubuntu. Se anunciaba ayer en la página oficial de este sistema operativo, cuya popularidad está creciendo entre los usuarios que nunca antes habían trabajado con Linux. En octubre del año pasado ya hablé aquí de las características de la versión anterior. Lógicamente, la nueva versión 11.04 trae unas cuantas.

Pero… ¿qué es exactemente Ubuntu, por qué es libre y cuánto hay que pagar por él?

¿Qué es Ubuntu?

Ubuntu es un sistema operativo libre y de código abierto que comenzó su andadura en 2004. A muchos les resultará más familiar el nombre Linux. Bien, Ubuntu es una distribución («versión») de Linux, como distribuciones son también Debian, Fedora, openSUSE o Madriva, entre otras muchas.

Ubuntu es libre

¿Y qué significa que Ubuntu es libre? Según la Free Software Foundation (Fundación de Software Libre), el software libre se refiere a la libertad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, modificar el software y distribuirlo modificado.

Para el usuario no experto en informática, las primeras libertades son probablemente las que más interesan: la opción de ejecutar, copiar y distribuir libremente el sistema operativo (en definitiva, «pasarle una copia de Ubuntu a un amigo en CD para que pueda instalarlo y usarlo en su ordenador»). Por otro lado, acceder al código fuente del sistema operativo para poder estudiarlo y modificarlo con el propósito de mejorarlo o adaptarlo, son ventajas que quedan en general para usuarios con conocimientos más específicos, no necesariamente de informática, puesto que un experto en idiomas podría colaborar en la traducción de programas.

Ubuntu es gratis

El software que es libre suele estar disponible en Internet de forma gratuita. Que un programa sea libre no implica necesariamente que sea gratuito. Y un software que descargamos gratis en Internet no tiene por qué ser libre. Pensemos en todo el software denominado freeware que aparece en conocidas páginas de descarga. Podemos descargarlo y podemos usarlo, pero no siempre tenemos la libertad de copiarlo, acceder a su código para modificarlo. Ubuntu, además de ser software libre, está disponible para su descarga gratuita en Internet.

Y, ¿qué novedades trae Ubuntu 11.04?

Desde 2004 hemos podido ver como este sistema operativo ha ido mejorando en cada una de sus 13 versiones. Como no podía ser de otra manera, Ubuntu Natty Narwhal también trae nuevas funciones: la nueva barra lateral del escritorio, la desaparición de los menús contextuales en las aplicaciones (que forman ahora parte del panel principal), la incorporación de la interfaz Unity, etc. son algunas de las principales novedades que podéis descubrir en varios vídeos publicados recientemente.

Ubuntu en el aula

¿Y qué encontramos en las salas de informática de los colegios? En España, es parte del temario de las asignaturas de Tecnología e Informática en la ESO, estudiar los aspectos de la «propiedad y la distribución del software y la información» y conocer el «software libre y software privativo, los tipos de licencias de uso y su distribución». Así que además de conocer el sistema operativo Windows en cualquiera de sus últimas versiones (que con toda seguridad es el sistema que la mayoría de alumnos tiene instalado en casa), es más que conveniente conocer alguna alternativa de sistema operativo libre. Y creo que Ubuntu se presenta como una opción muy interesante, no solamente por su coste, completamente gratuito, sino por todas las prestaciones de seguridad y rendimiento, así como por la enorme colección de programas que se pueden instalar con un solo clic.

La incorporación de Linux en las aulas no es nada nuevo. Concretamente en España, existen también versiones de Linux propias de cada Comunidad Autónoma (no en todas): Lliurex (Comunidad Valenciana), LinEx (Extremadura), Guadalinex (Andalucía), Linkat (Cataluña), etc.

Muchos alumnos ya trabajan desde hace tiempo con Linux en las aulas. En las asignaturas de informática se mueven como pez en el agua por el entorno y trabajan con sus archivos con soltura: escriben sus documentos y elaboran sus hojas de cálculo con OpenOffice, editan sus imágenes con Gimp, navegan cómodamente por Internet, etc. Pero, ¿qué sucede cuándo salen del aula?

Ubuntu en casa

Y aquí es donde hay que dar el gran paso: instalar Ubuntu en casa. Se ha dedicado mucho esfuerzo en incorporar Linux en las aulas, pero pocos son los alumnos que deciden instalarlo en sus ordenadores personales, lo que en muchos casos dificulta poder seguir trabajando y practicando.

En próximas entradas daré algunas claves sobre cómo poder utilizar Ubuntu en vuestro ordenador personal. Hay varias formas de instalación, unas más fáciles que otras, y según necesidades: algunos sólo querrán probar, otros desearán mantener también su sistema MS Windows (lo cual es posible) y unos pocos quizá se atrevan a instalar Linux como sistema único en su equipo.  Con el título «Ubuntu en casa» intentaré explicar cada una de estas opciones en varios artículos.

Valga esta entrada como apuesta personal para conseguir más de una instalación de Linux entre profesores, alumnos y lectores en general de este blog. Así que, bien por la seguridad y fiabilidad del sistema, por diseño, por el coste cero que tiene, o por cualquier otra razón: para el curso que viene, pon un pingüino en tu aula…y en tu casa.

Nota: la mascota oficial de Linux es un pingüino, de nombre Tux.

Enlaces: Ubuntu

One Comment

  1. Pingback: Fotografías Creative Commons de temática educativa | Enrique Benimeli - Blog sobre Educación y TIC

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*