Blog

En el aula de informática: Windows y Linux congelados

Publicado por Enrique en Software con 0 comentarios

Hace unos meses escribía sobre el software de gestión de aula iTalc, una potente herramienta ideal para las clases de informática. iTalc no sólo facilita enormemente el desarrollo de las clases, sino también otros aspectos de mantenimiento de los ordenadores en el aula de informática. Con la idea de continuar la serie de artículos sobre el tema, en esta ocasión quiero hablar de DeepFreeze y Ofris, dos herramientas de congelación de sistemas operativos, Windows y Linux respectivamente.

¿Qué significa congelar un sistema? Los programas de congelación del sistema o también conocidos como «reinicie y restaure», son herramientas que permiten dejar el sistema operativo en un estado determinado (congelado en ese punto) de forma que cualquier cambio que realice el usuario en el sistema, como la creación y borrado de archivos o modificaciones de la configuración, es ignorado en cada reinicio del ordenador.

En un centro educativo, utilizar este método de «limpieza» en todos los ordenadores es especialmente práctico. Los equipos en la sala de informática siempre están listos para ser usados por el siguiente grupo de alumnos. Todas las carpetas creadas, todos los elementos de configuración (fondos de escritorio, aspecto de iconos y ventanas, etc.) que hayan sido modificados, vuelven a su estado original en cada reinicio. Y esto se aplica también a la entrada de virus al sistema. Solución drástica, pero efectiva.

Si el aula dispone de arranque dual Windows-Linux (muy habitual en colegios), quizá queramos disponer de un programa de congelación en cada sistema.

El primero de ellos es DeepFreeze, disponible para Windows, Mac OS X y Windows Server. No es gratuito, pero hay disponible una versión de evaluación para poder probar el software y, si interesa, adquirir entonces una licencia. El software cuenta con una serie de opciones para la congelación y descongelación de Windows. Permite por ejemplo dejar el sistema descongelado durante un número determinado de reinicios de ordenador, de forma que si estamos realizando tareas de instalación y mantenimiento que requieren salir y volver a entrar en el sistema, los cambios se tienen en cuenta.

Otra opción para Linux es Ofris, con una interfaz mucho más sencilla y con menos opciones que DeepFreeze, pero igualmente efectivo. En Electrorincón explican la instalación de este sistema de congelación para Ubuntu, aunque para aquellos que conozcan el uso del terminal de Linux, estas son las instrucciones para añadir un nuevo respositorio e instalar los paquetes necesarios:

sudo add-apt-repository ppa:tldm217/tahutek.net
sudo apt-get update
sudo apt-get install ofris-en

Una vez instalado, simplemente ejecutamos el programa:

ofris-en

y aparece la pantalla de configuración de Ofris con 6 opciones en el menú. Básicamente permite la congelación del sistema para todos los usuarios, para el usuario actual, para un usuario determinado (alumno, por ejemplo) y lógicamente, cuenta con la opción de descongelación, para realizar los cambios necesarios en el sistema.

Si no disponemos en el aula de informática de un sofisticado sistema de gestión de usuarios, donde cada alumno tenga su espacio de trabajo, los sistemas de congelación pueden ser una solución bastante práctica.

¿Qué sistemas utilizáis para mantener los ordenadores siempre a punto? ¿Conocéis otros sistemas de congelación como Ofris o DeepFreeze?

Enlaces: DeepFreeze | Ofris

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*